Conecte con nosotros

TLAPA

A un año de la desaparición y asesinato de Arnulfo Cerón Soriano el Frente Popular de la Montaña exige castigo a los autores materiales e intelectuales del activista

Publicado

en

Tlapa de Comonfort, Guerrero; México. 11 de octubre de 2020Carmen González Benicio. Integrantes del Frente Popular de la Montaña (FPM) marcharon al cumplirse un año de la desaparición y asesinato de su integrante y defensor de derechos humanos, Arnulfo Cerón Soriano y su cuerpo encontrado 40 días después enterrado en una fosa clandestina en las afueras de Tlapa, reiteraron su exigencia de castigo a los autores materiales e intelectuales.

Los integrantes del Frente, en su mayoría campesinos de comunidades de Tlapa y Copanatoyac, estudiantes de la normal de Ayotzinapa, El Movimiento por la Liberación de los Presos Políticos en Guerrero (Molppeg), maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), del Centro de Derechos Humanos de la Montaña y familiares exigieron castigo a los culpables materiales e intelectuales del asesinato y que no quede impune, durante la marcha que partió del Arco de la entrada al ayuntamiento.

A su llegada al ayuntamiento un integrante del frente que llevaba el micrófono dijo que harían el mitin frente al lugar de donde “salieron las órdenes para desaparecer a nuestro compañero, no lo olvidemos” y recriminó a la 4T de que no hay cambios porque en su gobierno están matando a luchadores sociales.

Y que no se olvidara que desde ese lugar muchas veces Arnulfo exigió atención y transparencia a las autoridades municipales y el cumplimiento de sus compromisos con los campesinos de las localidades.

En un acto que duró una hora y media, los participantes coincidieron en la exigencia de justicia y castigo a los responsables del homicidio de activista quien era gestor ante la falta de atención de las autoridades municipales y estatales.

El abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra quien fungió como moderador detalló que en las investigaciones del caso hay elementos de prueba que indican que Arnulfo fue sacado por una persona de su domicilio para que el grupo criminal que operaba en Tlapa cumpliera las ordenes de las autoridades del municipio que derivó en su tortura, asesinato y fuera enterrado en una fosa clandestina.

Dijo que el homicidio de Arnulfo es una muestra que en la región de la montaña la delincuencia convive y está al servicio de las autoridades, por eso asesinaban y desaparecían con tanta impunidad con una ola de secuestros de levantones, asesinatos y desapariciones forzadas en esta región.

Y que el caso de Arnulfo evidenció que hay cientos de desaparecidos de manera impune en Tlapa por lo que varias familias se sumaron a la búsqueda y como Tlachinollan tienen documentados más de 60 casos de desaparición forzada.

Y que la muestra era que donde encontraron a Arnulfo, estaban otras tres fosas con restos humanos y en otros puntos de búsqueda a una familia completa: la mamá, el papá, el hijo y al nieto y a la nieta por lo que seguirán luchando para que sean castigados los responsables, sin importar quienes sean.

El comisario de la comunidad de Zacualpan pidió justicia y agradeció la gestión de Arnulfo porque a un año de su muerte, finalmente el gobierno les estaba dando obras, como la pavimentación de su camino que por años les negaron, a pesar de ser una comunidad productora de barro.

El director de Tlachinollan Abel Barrera Hernández señaló que abrazaban la causa del Frente desde el ayuntamiento donde Arnulfo Cerón protegió y defendió los derechos humanos y denunció las tropelías de las autoridades municipales y estatales.

Arnulfo emprendió una lucha sin cuartel para proteger a los campesinos, comerciantes para obtener obras y su destino fue una fosa de tres metros para no encontrarlo y callar su voz por pedir justicia.

Dijo que Arnulfo se calló las amenazas recibidas y finalmente las hizo públicas porque pensó que se podía respetar la vida de los defensores y llegar a acuerdos con las autoridades y tener una relación de respeto ante la criminalización, pero paso lo contrario se polarizaron las posturas al arreciar las amenazas y las campañas de desprestigio al decir que era un vividor social y que públicamente no era una persona grata para las autoridades. 

Lo señalaron de estar en la nómina para desacreditarlo, pero ahora no se dice nada y se sabe que hay gente que cobra sin trabajar y está al servicio de la delincuencia.

Agregó que Arnulfo pensó que era una acción asilada o coraje inmediato por sus exigencias, pero que no fue así porque se premeditó silenciar su la lucha por parte de las autoridades y los grupos criminales.

Lamentó que en la misma barandilla se anuncie que se suicidó un joven en situaciones desconocidas, que se detenga o se criminalice a cualquier persona por su lucha y se tiene que exigir a la autoridad el respeto a los derechos humanos y que está para servir no para criminalizar ni mandar mensajes funestos como lo de Arnulfo.

Dijo que las fechas deben ser el parte aguas de la historia para la justicia de los defensores y defensoras y que en el mes de octubre se sitúan los crímenes de Ranferi Hernández Acevedo y su familia y Rocío Mesino Mesino y ahora el de Arnulfo.

Agregó que los movimientos y organizaciones sociales deben articular esfuerzos de manera conjunta para no permitir que se criminalice la lucha social y se coloque a los defensores de derechos humanos como unos delincuentes mientras los verdaderos actúan con impunidad ya que se ha degradado al luchador social como un ruin y vividor.

Dijo que estamos ante un cambio de gobierno, de transformación, pero eso no puede traer el asesinato de una persona que solo exigía transparencia y que las obras se hicieran en las comunidades y se debe ver la manera en que se desmonten las complicidades entre los gobiernos y la delincuencia.

Del Molppeg, Arturo Campos pidió castigo a los responsables y recordó que el ayuntamiento fue tomado y pintado para exigir la presentación con vida de Arnulfo, en que señalaron al presidente de Tlapa, Dionicio Merced Pichardo García y al jefe de Gabinete, Marco Antonio García Morales, quien fue vinculado a proceso por su probable responsabilidad y está preso en el penal de Tlapa.

Lamentó que las autoridades no se conformen con robarse los recursos y que consideren un delito que les reclamen los recursos que pertenece al pueblo para las obras y descalifiquen y asesinen a los luchadores sociales.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TLAPA

Pobladores de Tres Caminos, Tlapa bloquean carretera por un techado

Publicado

en

Por Antonia Ramírez Marcelino

Tlapa de Comonfort

Junio 2021

Los habitantes nahuas de la comunidad de Tres Caminos, municipio de Tlapa bloquearon la carretera Tlapa-Chilapa por más de ocho horas para exigir la construcción de un techado de una colonia.

El bloqueo inició a temprana hora obstaculizando el paso a los vehículos que transitaban para el municipio de Olinalá, Tlapa y Tlatlauquitepec, municipio de Atlixtac.

Los padres colocaron piedras sobre la carretera en espera de que fueran atendidos por las autoridades, ya que habían sido ignorados por el presidente de Tlapa, Dionicio Merced Pichardo García.

Por la tarde, de acuerdo a un video, llegó al lugar el presidente quien les informó que el presupuesto para el techado ya estaba aprobado, pero no se iniciaba su ejecución porque el dinero de las obras no llegaba junto para hacerlo de manera masiva y eso no era responsabilidad del ayuntamiento.

Acusó que tras el cierre de la carretera había intereses políticos porque el domingo ya eran las elecciones y mencionó que tenían retenidos a dos trabajadores por lo que solicitó la intervención de otra persona.

El bloqueo fue retirado, como a las cinco de la tarde.

Seguir Leyendo

TLAPA

Continua impune el feminicidio de la me´phaa Rufina en Tlapa

Publicado

en

Texto y foto: Antonia Ramírez Marcelino

Tlapa de Comonfort

Mayo 2021

A Rufina la asesinó a puñaladas, el pasado 3 de mayo, un cliente que llegó a la cantina El Recreo, lugar donde venden alcohol ubicada en la avenida Heroico Colegio Militar, en la colonia San Francisco de Tlapa de Comonfort en Guerrero.

Al Recreo, como todos los negocios de la zona con ese giro, llegan hombres en su mayoría a consumir cervezas por lo que no se percibió como amenaza, más bien rutina; pero al parecer este hombre no sólo quiso tomar cerveza, sino que intentó propasarse con ella sexualmente lo que provocó forcejeos dentro del lugar, de acuerdo a fotos que difundieron en la nota roja de algunos medios de su cuerpo inerte, tras los golpes y heridas provocadas con el vidrio de una botella.

Luchó hasta el final, se defendió ocasionándole heridas, pero la superó en fuerza y violencia, dijeron las otras mujeres compañeras de oficio quienes afirmaron que su asesino acudió al Hospital General de Tlapa para atenderse las heridas que le provocó.

Por lo que llamaron a las autoridades a verificar esa información e investiguen quien ingresó esa fecha a recibir atención médica por heridas en el cuerpo, aunque saben que no se haría nada porque a las mujeres que atienden las cantinas no se les ve como personas con derechos.

Razón por la cual, lamentaron su muerte y siguieron como todos los días abriendo los negocios que ellas cuidan, cercanas al lugar del feminicidio y con miedo se sumaron a la protesta de colocación de velas y flores que organizaron activistas en defensas de los derechos de las mujeres.

Ahí frente al inmueble, que ya tenía una leyenda de estar asegurado por la Fiscalía colocaron las pancartas: “No Me Jusges por Lo que somos Todos Tenemos familia que mantener, Justicia para Angélica que no quede inpune”, fue el texto con faltas ortográficas que escribieron mujeres trabajadoras de una cantina, en protesta al feminicidio de Rufina.

Sus compañeras de oficio, porque no trabajaban con ella, sino en los negocios cercanos escribieron las pancartas y se las entregaron a las activistas, ya que por temor optaron por no salir de su local y evitar algo pudiera ocurrirles.

Sus compañeras de oficio no saben con certeza cuál es su verdadero nombre si Angélica o Rufina, lo que sí están seguras es que venía de la comunidad indígena me´phaa, La Unión de las Peras, municipio de Malinaltepec.

Una joven, que vive cerca del lugar, se sumó a la protesta porque no podía creer que a Rufina la mataran, ahí en lugar de su trabajo y contó que llevaba muy poco tiempo, que tenía como dos meses que compró el negocio y siempre se encontraba sola, ella atendía y hacía todo el trabajo incluso la limpieza y tal vez por eso nadie pudo auxiliarla.

El local se mantiene cerrado con unas leyendas de la Fiscalía: inmueble asegurado carpeta de investigación: 1208044040029303052.

Ahí se realizó la protesta primero donde se leyó un poema por la activista Fabiola, que envió otra integrante Nereyda, quien no pudo acudió porque estar enferma, pero dijo se solidarizaba con la mujer me´phaa que como todas las migrantes buscaba un sustento familiar.

Se dijo que en esta región de la montaña existen muchos prejuicios y sobre todos para las mujeres que de manera general viven en una condición de desigualdad y discriminación, aun mas para las mujeres indígenas y que empeora para una mujer trabajadora de una cantina que como Rufina.

La activista Fabiola consideró que por eso no acudieron muchas mujeres por miedo y prejuicios en levantar la voz por una de ellas, pero que si no se nombra las autoridades no hacen su trabajo.

En estos sitios se habla de que no sólo se venden bebidas alcohólicas, sino que también se ofrecen servicios sexuales por parte de las mujeres que ahí se emplean.

El Poema

Ella necesita nombrarse

Nos faltó tiempo para conocer tu sonrisa, quizá nos topamos de frente y baje la mirada, nunca por lástima, más bien por pena de todo lo que has tenido que pasar para llegar a la situación en la que estás, quizá debí decirte que huyeras de ahí, quizá debí hablar un poco de los derechos de las mujeres que poco a poco se han ido ganando, hoy me entero que eres una estrella que brilla en cielo sin prejuicio ni moralismos, hoy sé que tu viaje no fue en vano a este mundo, sé que quizá la pobreza, la marginación, la desigualdad social, el desamor, los engaños, las mentiras, y el ser de la montaña te puso en una situación de la cual no pudiste salir, y hoy me entero que las noticias hablan de tu trabajo y te cosifican una vez más, pero más bien deberían decir la verdad: «asesinan a una mujer trabajadora de la montaña», «Feminicidio impune en la montaña de Guerrero»…una mujer que pese a lo que todas y  todos puedan creer, salía diario a buscar un sustento para hijos, hijas, quizá o sus padres para sobrevivir, hoy quisiera nombrarte, y decirle a tu familia «lo siento mucho nadie debería sentir tanto dolor, ella ahora es una estrella» y nadie debería hablar sin antes hacer un examen de conciencia, y recordarte como la hermana que eras, la hija, la madre quizá, la vecina, la transeúnte que quizá paso a mi lado y mire hacia abajo no por lástima, más bien por pena de todo lo que has tenido que pasar. Hoy despido a la niña que llegó a este mundo a soñar, y el mundo le falló, las instituciones le fallaron, la educación quizá no estuvo a su alcance, ojalá no le falle la justicia, esa que llega solo si alguien dice tu nombre, si alguien cuenta su historia, porque hoy por hoy hay una familia llorando, un asesinato impune y un feminicida libre.

Seguir Leyendo

MONTAÑA

Silvia: abogada, profesora, política

Publicado

en

Carmen González Benicio

La profesora de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), ex consejera del 05 Distrito Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE) y ex candidata a la presidencia de Tlapa en el 2015, Silvia Orfelina Vázquez Paz murió a causa del Covid 19. 

La profesora y abogada fue parte de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) y activista en la defensa de los derechos humanos de las mujeres, sobre todo en casos de violencia. 

En el 2015 fue postulada por el PRD a la presidencia de Tlapa donde que quedó en tercer lugar como fuerza política, siempre estuvo vinculada a las movilizaciones y causas sociales como el movimiento por la aparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desde la trinchera de la UPN. 

Encabezó los recorridos a las comunidades de la licenciatura en Desarrollo Comunitario Integral de la UPN para apoyar a los pueblos indígenas ante las afectaciones que dejaron el huracán Ingrid y la tormenta Manuel. 

Silvia Vázquez, de la comunidad de La Rivera, municipio de Tlalixtaquilla fungió como consejera distrital del INE en el año 2006, cuando participó Andrés Manuel López Obrador por lo que le tocó la toma de las instalaciones distritales por los seguidores ante el argumento del fraude. 

Estuvo como abogada en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo con sede en Tlapa y un tiempo como profesora del Centro de Bachillerato 7/2.  

Vázquez Paz se infectó de Covid-19, a mediados de enero, se atendió los primeros días en su domicilio, pero su situación se agravó por lo que fue internada en el Hospital de Tlapa y luego trasladada al de Chilapa donde falleció, la madrugada del martes 26 de enero 2021.  

Sus restos fueron trasladados a La Rivera con poca gente, ante las medidas de sana distancia y por el Covid no acudieron a velar sus restos, pese a ser muy conocida, pero las redes sociales fueron el medio para darle las condolencias a su familia y en específico a su hermana gemela, Fredislinda, quien hace vida partidista. Dejó a sus hijos y esposo. 

En el municipio de Tlapa el aumento de casos positivos de Covid-19 se observó en los datos de la Secretaría de Salud, que manejó 491 al 22 de enero y seis días después, el 27 de enero registró 505, es decir un aumento de 14 personas, pero sin variación en las defunciones que fueron 58. 

A continuación el pensamiento escrito por Abel Barrera Hernández, sobre Silvia Orfelina Vázquez Paz:

Silvia

Me resisto a aceptar la realidad.

Me niego a escuchar la noticia.

Me gana la incredulidad y los nervios.

Me pesa saber que no lograré

este propósito.

No quiero creer lo qué pasó.

Ni me resigno a dejar

de escucharte y verte.

La mente se ofusca ante la acción arbitraria de la muerte.

Es difícil digerir y racionalizar un hecho que nos negamos a imaginar y aceptar.

Silvia,

me duele en el alma

tu muerte.

Me ha costado escribir esta palabra “muerte”

porque entre los amigos y amigas es una palabra prohibida.

Es como una falta de respeto y como una ofensa al corazón.

Por eso, prefiero hablarte como siempre lo hice,

con ese lenguaje sincero y llano que cultivamos,

con esa gracia que escondía tu sonrisa y esa vivacidad que tenías para conversar.

Es imborrable e irrepetible tu forma de tratar a los demás y ese empeño de querer ayudar a los desamparados.

Fueron tiempos difíciles en la UPN,

donde forjamos el sueño de transformar en unidad académica nuestra coordinacion.  Fue una batalla que ganamos a pulso, con marchas

y protestas.

Tu,

Siempre adelante,

siempre animosa

y siempre valiente.

Una compañera valiosa,

con mucho ímpetu,

emprendedora e inclaudicable.

Sociable hasta los codos,

agradable en todo momento.

Adaptable a cualquier ambiente

y siempre servicial

Silvia,

no se me olvidan las llamadas

por teléfono,

para atender algunos asuntos.

Tampoco las reuniones en la UPN para deliberar situaciones relacionadas con el rumbo de la escuela.

Fue parte de nuestra firme amistad los desencuentros y discusiones que mantuvimos, siempre en aras de buscar la mejor solución a los problemas que enfrentamos.

Tu gran iniciativa

para emprender tareas,

le dio un sello distintivo a tu persona.

Fue parte de tu identidad,

como una mujer

que contagiaba de alegría

qué tenía capacidad de convocatoria.

Qué no se quedaba inmóvil

ni se dejaba vencer,

ante la adversidad

Silvia,

me imagino lo que hubieras hecho,

si esto hubiera sucedido a alguien de los amigos y amigas.

Tomarías la batuta

para impulsar alguna ayuda,

para hablar con alguna autoridad,

para apoyar a la familia

y hacer todo lo posible

de impedir su agravamiento.

Estarías a nuestro lado,

sintiendo y llorando

esta pena.

Pedirías al todopoderoso

que hiciera el milagro

de recuperar la salud.

Es difícil tener esa fuerza

qué tu irradiabas

y ese espíritu generoso

que siempre brillaba a lo lejos.

No te imaginas,

el gran aprecio y admiración

de mucha gente,

que siempre vio en ti

a una persona que irradio bondad.

Recibe nuestro reconocimiento

por tu trayectoria

y sobre todo

nuestro agradecimiento

por haber compartido

momentos trascendentes

de nuestra vida

y por dejar una marca imborrable

de tu amistad.

Dejas un vacío en nuestra Universidad

tu memoria y tu legado

nos iluminarán

para no desfallecer

en estos momentos tristes,

por tanta desolación y desamparo.

Seguir Leyendo

Trending