Se niega el Ejército a pagar daños a carros por choque en Tlapa; el municipio se desentiende del peritaje

Tlapa, Guerrero, México. 25 de septiembre de 2019. Por: Carmen González. Las personas afectadas por el choque de una patrulla militar del 93 Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) denunciaron que el Coronel Carlos Irineo Mejía Banda se niega a pagar los daños y los intimidan como ocurrió el día del incidente en que no permitieron que se realizará el peritaje.

Y en el Ministerio Público muestran reticencia a realizar los actos de investigación, requiriéndole pagos para compra de hojas, tóner y 800 pesos para las copias.

Ante eso y a más de 10 días sin respuesta, los afectados: Jorge Salgado Hernández, Mauricio Reyes Galicia, Roberto Espinobarros Huerta y Teresa Díaz Hernández pidieron la intervención de las autoridades superiores para que honren la palabra del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de que el ejército esta para proteger a la población y no para causarle daños.

Los afectados recordaron que el 13 de septiembre el vehículo militar iba escoltando al Coronel Mejía Banda, quien se dirigía al acto cívico para conmemorar a Los Niños Héroes de Chapultepec, a unos metros del accidente.

Y que Mejía Banda se percató del daño que ocasionó el segundo vehículo que lo escoltaba y regresó a hablar con ellos diciéndoles que se harían responsables de todos los gastos, pero les pidió que los vehículos fueran retirados del lugar, se los llevarán a sus domicilios con la grúa que ellos aportarían y que personal de la aseguradora Qualitas verificaría los daños de cada unidad.

Los afectados mencionaron que no estuvieron de acuerdo con esa propuesta del Coronel porque no confiaban en que repararían los daños ya que no dejaban que interviniera Tránsito municipal ni otra autoridad civil.

Por lo que le propusieron que se llevaran sus unidades al batallón para que ellos se encargaran de arreglarlas, pero el Mejía Banda ya no se quedó en el lugar y comisionó al teniente Alexis para que le diera seguimiento al asunto, reiterándoles que la aseguradora cubriría todos los gastos de los daños ocasionados.

Al final, la grúa se llevó los vehículos a un corralón, en el entendido de que el ejército asumiría todos los gastos, al impedir que los agentes de Tránsito realizaran las investigaciones y los peritajes.

Contaron que el sábado 14 de septiembre fueron citados al batallón para darle seguimiento, pero no los atendió el Coronel y quien estuvo con ellos le dijo que el ejército no tenía nada que ver en ese asunto y que la culpa era del taxista que se había atravesado y, ahora, esperarían que la aseguradora determinara los daños.

Ante eso, los agraviados acudieron a la Agencia del Ministerio Público del fuero común donde interpusieron denuncia formal por el delito de daños por tránsito terrestre, en agravio de Jorge Salgado Hernández, Mauricio Reyes Galicia, Roberto Espinobarros Huerta y Teresa Díaz Hernández por lo que se abrió la carpeta de investigación número 12080440600522140919.

Se quejaron de que el Ministerio Público se muestra reticente a realizar actos de investigación, requiriéndole pagos para compra de hojas, toner y 800 pesos para las copias.

Y la aseguradora Qualitas les está pidiendo que presenten un peritaje de tránsito terrestre para que se determine si los militares fueron quienes provocaron el incidente, sin embargo, este trabajo no se realizó en tiempo y forma porque los militares se opusieron a que los oficiales de Tránsito municipal que estuvieron presentes realizaran las investigaciones.

Lamentaron que a 10 días no tengan respuesta y el Coronel Carlos Irineo Mejía Banda no tenga palabra al desentenderse del caso y el teniente Alexis, que dejó como responsable, tenga una actitud hostil contra los agraviados y les diga que ellos no son los responsables del accidente por lo que solicitaran la intervención del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan para resguardar su integridad.

Las personas afectadas que interpusieron la denuncia demandan que se reparen los daños, se cubran los gastos ocasionados por el arrastre de la grúa y el pago del corralón, y el pago de las pérdidas ocasionadas durante estos diez días que dejaron de trabajar.

El día del accidente: 13 de septiembre

El pasado 13 de septiembre, como a las 9:30 de la mañana la patrulla de la Sedena, tipo Cheyenne con matricula 0893309 que conducía el oficial Felipe Gallo Villanueva se impactó con varios vehículos uno en circulación y otros estacionados en la calle Donato Miranda Fonseca, entre la Gálvez y la Morelos y las escuelas primarias Ignacio Manuel Altamirano y Lázaro Cárdenas.

La patrulla primero se impactó con el taxi número 173, del sitio 16 de septiembre que circulaba por la calle aventándolo y causándole daños en la parte delantera derecha. Y siguió pegándole a al vehículo marca Chevrolet Cavalier color blanco, modelo 1998; dos motocicletas; una camioneta Nissan doble cabina color blanca, modelo 2012; otro vehículo de la Chevrolet marca Optra color vino, modelo 2007 y, por último, dañó una motocicleta Italika color roja, modelo 2018.

En este accidente uno de los vehículos quedó doblado a la mitad y los otros dos sufrieron daños considerables en el lado derecho donde se impactó la patrulla militar.

Los militares no permitían que se tomaran fotografías del accidente, en un primer momento; se observó que estaban elementos de Tránsito municipal, pero no hacían nada, llegaron de Tránsito estatal, una grúa y varios militares que resguardaban el lugar, donde se vio al coronel al término de la ceremonia, quien con señas dijo que no daría declaraciones.

El presidente, Dionicio Merced Pichardo García al ser consultado respondió que desconocía el asunto y se informaría, ante la pregunta de la forma en que realizaría la investigación y el pago de daños a los afectados porque los militares, de acuerdo a unas personas, no dejaban que interviniera Tránsito municipal  y él dijo que era un caso del fuero común y que no había privilegios para nadie y se actuaría conforme a La Constitución, pero sus elementos de Tránsito no documentaron el caso y los militares les prohibieron tomar fotos, de acuerdo a un testigo.

Sé el primero en comentar en «Se niega el Ejército a pagar daños a carros por choque en Tlapa; el municipio se desentiende del peritaje»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*