Ahuacuotzingo sufre violencia militar, entran los guachos a las viviendas en la madrugada

Imagen de la cabecera municipal de Ahuacuotzingo donde pobladores denunciaron incursión violenta en sus viviendas, el 21 de mayo de 2020. Cortesia para El Jale

Tlapa, Guerrero. 23 de mayo de 2020. Antonia Ramírez. Pobladores de la cabecera municipal de Ahuacuotzingo denunciaron la incursión violenta de elementos del Ejército en sus viviendas en la mañana de pasado jueves, buscaban personas y armas, según susurraban entre ellos.
Un poblador, Vidal Tejada Barranco informó por teléfono que los militares irrumpieron en su vivienda el pasado jueves 21 de mayo de 2020, entre las 5:00 y 6:00 de la mañana porque aún no amanecía bien y él ya se estaba preparando para ir a realizar sus labores en el campo.
Manifestó que después de los hechos acudió a la ciudad de Chilapa para interponer su denuncia en el Ministerio Público, pero no fue posible, porque no había personal quien recogiera su testimonio y lo citaron el próximo lunes para que le tomen su declaración.
También dijo que un hombre le llamó por teléfono para amenazarlo “mejor quédese calmado, ya no le mueva y colgó”. Por lo que mete por su integridad porque no sabe cómo fue que consiguieron su número de celular, adelantó que buscaría apoyo de la Comisión estatal de los Derechos Humanos para que no lo dejen solo durante su denuncia.
Narró sobre la irrupción a su vivienda por los “guachos” dijo que apenas se estaba alistando para iniciar con sus labores del campo, cuando escuchó que frente a su domicilio se estacionaron varios vehículos de manera escandalosa, lo que llamó su atención y apenas iba a salir cuando entraron hasta en el cuarto donde estaban durmiendo su esposa y su nieta, apuntando con sus armas.
Mencionó que al verlos les preguntó que buscaban porque no era la manera de entrar a una vivienda donde las personas aún dormían, sin obtener respuesta de los militares empezaron a buscar, quién sabe qué.
Contó que hablaban entre ellos diciendo que no estaba, pero vivía ahí por lo que les preguntó a quién buscaban porque su familia estaba completa, no faltaba nadie.
Tejada Barranco dijo que no recibió respuestas de que buscaban, a quién o los motivos de la forma violenta de entrar a su vivienda sin explicarle nada, asustando a su nieta de 4 años y a su esposa, que son quienes viven ahí, porque sus padres están en Estados Unidos, y la hija que tiene está trabajando en Tlapa.
Dijo que los militares estuvieron como media hora en su casa revisando y tirando sus pertenencias y no se llevaron nada; en tanto esto pasaba su esposa estaban boca abajo, en el suelo.
Agregó que encontraron un rifle que tiene descompuesto tomándolo del lugar en que estaba y al final lo dejaron ahí, tirado.
Don Vidal es productor de maíz y frijol y hace quesos en la comunidad por lo que pidió respeto al gobierno y a su Ejército por las formas de llegar a los domicilios de las familias que tienen un trabajo honesto de vivir.
Remarcó que no está de acuerdo en la forma y que si van a realizar cateos u operativos los hagan en horas del día y avisen a las autoridades de la comunidad para que la población no se asuste.
Mencionó que los militares se retiraron de la comunidad como a las 11:00 de la mañana donde ya se percataron que al menos anduvieron cuatro patrullas con nueve integrantes cada una en que los “guachos iban encapuchados”.
En la cabecera entraron a cuatro viviendas y en la comunidad cercana de Santa Rosa a dos.

Sé el primero en comentar en «Ahuacuotzingo sufre violencia militar, entran los guachos a las viviendas en la madrugada»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*